El titular del juzgado de lo social número 28 de Barcelona obliga a la empresa a readmitir a la trabajadora y a indemnizarla con 6.521 euros por vulneración de derechos fundamentales.

Un juez de Barcelona ha anulado el despido de una trabajadora cuando llevaba meses de baja debido a que sufría lupus, una enfermedad autoinmune que se le detectó en 2015 y que, en los últimos años, le había impedido trabajar en distintas ocasiones.

En su sentencia, el titular del juzgado de lo social número 28 de Barcelona estima la demanda presentada por la trabajadora contra la empresa que la despidió y obliga a ésta a readmitirla y a indemnizarla con 6.521 euros por vulneración de derechos fundamentales.

La mujer, que trabajaba de teleoperadora, fue despedida en mayo del año pasado, por razones disciplinarias, apenas tres meses después de que le dieran la baja debido a las afectaciones que le había provocado el lupus que padecía desde septiembre de 2015, patología que puede llegar a provocar daños graves en distintos órganos del cuerpo.

Leer la noticia completa – click aquí