Nadie quiere ser molestado en vacaciones. La gente busca escapar de los problemas y mantener su cabeza ocupada en cuestiones banales, pero la desconexión puede ser imposible si tenemos la sospecha de que Hacienda nos está atiborrando de notificaciones el buzón de nuestro ordenador. 

Para que nuestro descanso sea total y evitar sorpresas estivales, desde 2011 existe la posibilidad de avisar a la Agencia Tributaria de que no queremos ser molestados con ningún tipo de comunicación o notificación electrónica por, al menos, 30 días. 

Son los llamados “días de cortesía” y están regulados en la Orden EHA/3552/2011, de 19 de diciembre. Pueden ser solicitados a través de la web de la AET mediante un trámite sencillo y rápido. 

¿Quién puede solicitarlo?

El derecho a no ser molestado en vacaciones por Hacienda sólo está disponible para las notificaciones electrónicas, y para los usuarios (empresas o individuos) que estén suscritos al sistema de notificaciones electrónico de la Agencia Tributaria (DEH). 

Si la inclusión en la DEH fue voluntaria, podrá solicitarse para los procedimientos a los que el obligado tributario se haya suscrito para la recepción de notificaciones.

¿Cuál es el procedimiento?

Los días de cortesía deben ser solicitados a través de la Sede Electrónica de la AET. 

Leer la noticia completa – click aquí