La crisis sanitaria por el Covid-19 ha tenido un impacto transversal en la economía y en la vida de los particulares, generando multitud de conflictos que han terminado judicializándose. Asuntos como los ERTE o los despidos por la crisis, la gestión de la pandemia, las sanciones impuestas por infringir la normativa aprobada para el estado de alarma o los procedimientos para declarar en concurso negocios arruinados en 2020, entre otros, inundan ya los tribunales españoles.

Leer la noticia completa – click aquí