Las dificultades del Ejecutivo para llegar a un acuerdo a tres con sindicatos y empresarios para la subida del salario mínimo interprofesional (SMI) y la reforma laboral, está tensionando el diálogo social. Los desencuentros entre las partes en estas conversaciones amenazan con trasladarse a una tercera negociación clave que comenzará la semana que viene: la prórroga de los ERTE.

Leer la noticia completa – click aquí