Un guiño al sector de la cultura. Así ha justificado la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, la rebaja del 21% al 10% el IVA a las entregas de obras de arte aprobado hoy por el Consejo de Ministros. En septiembre de 2012, cuando el Gobierno de Mariano Rajoy elevó el IVA, las obras de arte pasaron del tipo reducido (8%) al general (21%).

Ahora, vuelven al punto de partida y aplicarán un gravamen del 10%, que es el tipo vigente para los bienes y servicios que disfrutan de un gravamen reducido. En cualquier caso, las entradas de cine o teatro mantienen el tipo del 21%. “Es un primer paso”, se defendió Sáenz de Santamaría, que justifica la reducción fiscal a las obras de arte para equiparar la tributación a otros países como Francia, Italia o Alemania.

Leer la noticia completa – Click aquí