El Tribunal Supremo (TS) avaló la semana pasada por primera vez que se subcontraten servicios en una huelga. Concretamente, dictaba que la empresa de andamios Altrad no había vulnerado los derechos de los trabajadores por el hecho de que dos clientes suyos contrataran a terceros los trabajos que no iba a poder realizar debido al paro.

Inmediatamente estalló el debate: ¿estaba el alto tribunal vulnerando el derecho a huelga? Según su argumento, no, porque Altrad comunicó a sus clientes la dificultad de atender los encargos de instalar andamios y dispositivos de seguridad, y ante eso los clientes utilizaron de forma puntual los servicios de otras empresas.

El ministro de Justicia, Rafael Catalá, afirmó que el aval que se daba a esos clientes con la sentencia simplemente contribuía a coordinar el respeto al derecho de huelga y la libertad económica de las empresas. UGT, por su parte, tampoco veía un cambio de criterio y CCOO aseguró que no se estaba admitiendo “sin más” el “esquirolaje”.

Leer la noticia completa – click aquí