La Seguridad Social ha reconocido en la primera mitad del año una media de 330.782 bajas por incapacidad temporal cada mes. Esta cifra supone un incremento de casi un 23% respecto al año pasado, de acuerdo con los datos recogidos en la página web de la Seguridad Social.

Además, el incremento de las bajas también se nota en el presupuesto, ya que los gastos se han disparado un 14% respecto al mismo periodo del año pasado. En concreto, en los siete primeros meses del año ascendieron a 2.668 millones de euros, más de 300 millones más que un año antes.

Tras el brusco descenso vivido en los últimos años, tanto el número de procesos reconocidos como el importe de las prestaciones se sitúan en máximos desde el año 2011. Aunque el alza de la población ocupada puede tener que ver con este incremento de las bajas, lo cierto es que el empleo está creciendo a un ritmo del 3,4% anual, cuatro veces menos de lo que sube el gasto y casi siete veces menos de lo que lo hacen los procesos.

Leer la noticia completa – click aquí