Las elevadas temperaturas hacen que miles de ciudadanos se planteen la opción de tomar vacaciones y salir a algún lugar fresco para descansar. Los trabajadores con contrato, por cuenta ajena, lo tienen más asegurado, sin embargo, los autónomos pueden tener vacaciones fiscales y olvidarse de que no recibirán ninguna notificación.

Así es, los autónomos pueden gozar de este periodo de descanso laboral por 30 días en los cuales Hacienda no les hará llegar ningún tipo de notificación a modo de cortesía de la Administración. Esto se debe porque es el único organismo que tiene un periodo de descanso.

Leer la noticia completa – click aquí