El Gobierno ha decidido posponer la entrada en vigor de dos medidas estrella aprobadas en 2011: la mejora del cálculo de la pensión de viudedad para mayores de 65 años y la ampliación a cuatro semanas del permiso de paternidad.

El proyecto de ley de los Presupuestos Generales del Estadopara 2015 recoge en su disposición adicional vigésimo séptima «el aplazamiento de la aplicación» de la reforma de la pensión de viudedad que aprobó en 2011 el Gobierno de Rodríguez Zapatero y que beneficiaba a los pensionistas mayores de 65 años.

“Se aplaza la aplicación de los establecido en la disposición adicional trigésima de la Ley 27/2011 de 1 de agosto sobre actualización, adecuación y modernización del sistema de Seguridad Social”, señala el proyecto de ley de Presupuestos para 2015.

Leer la noticia completa – click aquí