Un total de 10.469 españoles inmigrantes en Alemania estaban cobrando la ayuda estatal «de seguridad básica para solicitantes de empleo» al cierre del año pasado, un 23% más que en las mismas fechas de 2012, cuando eran 8.019 los beneficiarios, y un 57,9 por ciento más que en el año 2010, según un informe de la Oficina Federal de Empleo alemana. El Ejecutivo de Angela Merkel estudia obligar a los parados europeos a regresar a su país al cabo de tres meses y medidas para evitar el abuso en el cobro de este tipo de prestaciones sociales.

La estadística oficial apunta que al cierre de 2013 eran ya 59.241 los españoles trabajando legalmente en Alemania, lo que supone un incremento del 18% respecto del año anterior y un 56,5 por ciento en comparación con las mismas fechas de 2010. Del total de empleados, 52.214 estaban cotizando allí.

Leer la noticia completa – click aquí