Los autónomos o empresas que vayan a prestar servicio en el sector de la construcción se tienen que dar de alta en el Registro de Empresas Acreditadas (REA). Se trata de un proceso que trata de asegurar que quienes participen en obras estén adscritos a un control más exhaustivo. Deben inscribirse tanto las empresas que vayan a subcontratar, como aquellas que vayan a ser contratadas.

El REA sirve para dar garantías sobre la empresa que se contrata, algo esencial en el ámbito de la construcción. De hecho, cuando una empresa está dada de alta en el REA asegura a otros que cumple con una serie de requisitos, como infraestructuras y medios necesarios para el trabajo que van a realizar, aparte de que tiene un control sobre el personal laboral y que estos tienen conocimientos para la prevención de riesgos laborales y también que la organización empresarial es buena. Todos estos objetivos están recogidos en la Ley 32/2006, de 18 de octubre, reguladora de la subcontratación en el sector de la construcción,

Leer la noticia completa – click aquí