Los colectivos de autónomos vinculados a patronales y sindicatos reclamaron este miércoles al Govern un plan urgente para el sector tras el fracaso de las ayudas de 20 millones de euros puestas en marcha esta semana. El martes se cubrieron en solo unas horas las 10.000 prestaciones disponibles para un universo potencial de casi 600.000 personas. El colapso del sistema informático hizo aún más arbitrario quién se beneficiaba de las ayudas. Las organizaciones creen que debería articularse un sistema que no dependa de la “suerte” para conseguir las ayudas y que pueda segmentarse para que llegue a aquellos que más lo necesitan.

Fuentes de la Conselleria d’Economia explicaron este miércoles que el grupo interdepartamental que se ha creado tras el fracaso de esta semana está analizando el formato de las ayudas para el colectivo. La idea con la que se trabaja es que sea duradera en el tiempo y que llegue a los que más la necesiten.

Leer la noticia completa – click aquí