La negociación de las enmiendas de la proposición de ley de reformas urgentes para los autónomos en el Congreso está siendo más complicada de lo que se esperaba. A pesar de que la norma solo tiene seis artículos que, en principio, no suponen un gran aumento del gasto, los grupos parlamentarios han retrasado ya cuatro veces el plazo de enmiendas. Si bien, mañana martes termina nuevamente el límite y parece que los grupos podrían cumplir esta vez con la presentación de las enmiendas, desbloqueando así la proposición de ley y continuar con su tramitación.

La mayor incógnita es si el PP presentará sus enmiendas, porque desde la Seguridad Social rechazan alguna de estas medidas que, aparentemente, tendrían carácter técnico, pero que, sin embargo, sí podrían dañar notablemente la recaudación del sistema de pensiones.

Leer la noticia completa – click aquí