La extinción del contrato por impago de salarios, promovida por el trabajador no da acceso a la jubilación anticipada por causa no imputable al trabajador, regulada en el artículo 207 de la Ley General de la Seguridad Social, puesto que el listado de causas incluido en la norma constituye un numerus clausus, según establece el Tribunal Supremo (TS) en sentencia de 22 de junio de 2022, que aplica la misma doctrina introducida por la sentencia de 10 de febrero de 2021, de la propia Sala de lo Social del TS.

El ponente, el magistrado Bodas Martín, considera que sostener lo contrario llevaría a desdibujar la finalidad buscada por el legislador que expresa y taxativamente ha querido centrar de forma limitada y estricta la posibilidad de acceso a la jubilación anticipada y, para ello, ha definido un concepto, elaborado ad hoc, como es el de la reestructuración empresarial, fijando y concretando el contenido y alcance del mismo.

Leer la noticia completa – click aquí