Los trabajadores autónomos tendrán en poco tiempo a su disposición una serie de nuevas medidas que suponen el impulso más importante recibido por el colectivo en los últimos años, según las asociaciones del sector. Después de reclamar durante años la modificación de algunos aspectos de la regulación de suscotizaciones y de su tratamiento fiscal, la negociación entre los principales grupos parlamentarios convertirá en realidad una parte de esas reivindicaciones en la votación de la ley del trabajo autónomo que tendrá lugar en el Senado después de recibir el visto bueno del Congreso.

Los cambios supondrán una reducción de costes y más flexibilidad para adaptarlos a la actividad que tengan en cada momento. El objetivo es dar un nuevo impulso a los autónomos, cuya cifra se incrementó en el 2016 a un ritmo del 1% y que este año ya ha llegado a 3,2 millones de empleados por cuenta propia dados de alta en laSeguridad Social. Además, la nueva ley ampliará la participación de las asociaciones de autónomos, que han recibido con satisfacción las nuevas medidas. El presidente de la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA), Lorenzo Amor, felicitó a la ministra de Empleo, Fátima Báñez, por el trabajo realizado.

Leer la noticia completa – click aquí