El Ministerio de Hacienda ya ha facilitado al PSOE un borrador de la subida fiscal que planea aplicar este año sobre las empresas y que será más dura de lo inicialmente previsto. El departamento de Cristóbal Montoro plantea fijar un tipo mínimo en los pagos fraccionados del 23% para las empresas que facturen más de 10 millones de euros y un gravamen del 25% para la banca con la intención de recaudar este año 8.000 millones.

El Consejo de Ministros de este viernes aprobará esta medida que anunció el Gobierno para combatir los errores en la previsión de ingresos y trasladar a Bruselas la señal de que el Ejecutivo adopta medidas para rebajar el déficit público.

Inicialmente, esta estaba previsto que el tipo mínimo del 23% afectara solo a compañías que ingresan más de 20 millones de euros. Ahora, el departamento de Montoro ha decidido que se aplique a partir de 10 millones de euros. Así, más compañías sufrirán el incremento fiscal. Por otra parte, el gravamen mínimo será del 25% para las entidades financieras. El objetivo del Gobierno es recaudar 8.000 millones de euros, 2.000 millones más de los inicialmente anunciados.

Leer la noticia completa – click aquí