Durante el mes de mayo, casi 948.000 personas recibieron una pensión de incapacidad permanente en España. Estas pensiones, tras las de jubilación y las viudedad, son las más frecuentes en nuestro país a pesar de los requisitos que hay que cumplir para poder obtenerlas. Como, por ejemplo, los años que hay que trabajar para tener derecho a ellas.

La Seguridad Social establece diferencias en los requisitos de acceso a cada una de las cuatro modalidades de incapacidad permanente (parcial, total, absoluta y gran invalidez) y esta variedad de criterios también afecta a los periodos de cotización que deben cumplir los aspirantes a pensionistas.

Leer la noticia completa – click aquí