El TJUE ha hecho pública una sentencia, de fecha 22 de mayo de 2014 (asunto C-539/12, Lock vs. British Gas Trading), según la cual, no es conforme con el derecho de la Unión (art. 7.1 de la Directiva 2003/88/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 4 de noviembre de 2003, relativa a determinados aspectos de la ordenación del tiempo de trabajo), que los trabajadores cuya retribución está compuesta por un salario base y por una comisión en función de los contratos celebrados por el empresario gracias a las ventas obtenidas por ese trabajador, sólo tengan derecho, en concepto de vacaciones anuales retribuidas, a una retribución formada exclusivamente por su salario base.

Los hechos

El Sr. Lock lleva trabaja para la compañía demandada como consultor interno de ventas de energía desde el año 2010. Su labor consiste en intentar convencer a empresas clientes de que compren los productos energéticos de su compañía. Su retribución mensual se compone de dos elementos principales: un salario base y una comisión.

Leer la noticia completa – click aquí