Un contribuyente que en España gana un salario medio paga un tipo por IRPF y cotizaciones sociales del 23,9%, por debajo de la media de la media europea (28,6%). Si ese mismo contribuyente se casa, tiene dos hijos y su cónyuge no trabaja, pagará por renta y seguridad social un tipo del 16,1%. En esta ocasión, el tipo se encuentra un punto encima de la media europea.

Estos son los resultados del último estudio publicado por la OCDE sobre la carga fiscal en el trabajo, que mide los sueldos medios de los países en dólares y en paridad de poder de compra. El informe muestra que España es uno de los 21 países europeos que forman parte de la OCDE que menos rebaja la fiscalidad para los contribuyentes cuando estos tienen hijos. Esta tónica se repite con independencia del nivel de ingresos de la unidad familiar (ver gráfico). Por ejemplo, un soltero con dos hijos que gana el 67% del salario medio tributa por renta y cotizaciones sociales al 8,9% frente al 4,3% de la media europea.

Leer la noticia completa – Click aquí