Los ministros de Justicia e Interior de la Unión Europea, reunidos hoy en Bruselas, han debatido la propuesta de Reglamento del Consejo relativa a la creación de una Fiscalía Europea destinada a combatir las infracciones contra los intereses financieros de la Unión.

Un estudio de impacto realizado por la Comisión Europea calcula que en los últimos tres años se ha registrado un fraude de unos 500 millones de euros en este ámbito. Las grandes diferencias existentes entre los Estados miembros a la hora de perseguir este tipo de delitos han constituido uno de los principales capítulos a debate, además del tipo de estructura y organización que convienen aplicar a esta nueva entidad comunitaria.

Leer la noticia completa – click aquí