El Gobierno se ha marcado como objetivo acabar con los falsos autónomos. Este miércoles la ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, Magdalena Valerio, ha anunciado sanciones a las empresas que cometan irregularidades en este aspecto. La multa tendrá un mínimo de 3.126 euros y con un máximo de 10.000 euros por cada trabajador que esté mal encuadrado en el sistema. Es decir, que cotice como autónomo en lugar de hacerlo por cuenta ajena.

“Es el primer paso y queremos que se convierta en legislación”, ha apuntado Valerio que también ha afirmado que el Real Decreto Ley que se aprobará el viernes en Consejo de Ministros incluirá una modificación del artículo 22 de la Ley de Infracciones y Sanciones en el Orden Social para que se considere como falta grave si la Seguridad Social detecta que una persona haciendo la misma actividad pasa de repente del Régimen General al RETA.

Leer la noticia completa – click aquí