Una reciente sentencia del Tribunal Constitucional ha dado amparo a una trabajadora que fue despedida tras ser grabada mientras robaba. En otra resolución, la Audiencia Nacional ha absuelto a una empleada que entraba en el correo electrónico profesional de su jefa. Por los tribunales españoles pasan toda una serie de casos en los que los trabajadores logran esquivar la acción de la Justicia acogiéndose a interpretaciones legales sorprendentes, pese a lo comprometido de sus comportamientos.

Desde enriquecerse con comisiones pagadas por los proveedores hasta dedicar su jornada laboral a navegar por web ajenas al trabajo, los casos en los que los trabajadores logran evitar una sentencia desfavorable son amplios y variados.

Leer la noticia completa – Click aquí