La Seguridad Social aplica actualmente siete tipos de bonificaciones o reducciones en las cotizaciones sociales que pagan los trabajadores autónomos. Dichas ayudas afectan solo a colectivos determinados como los nuevos trabajadores por cuenta propia; las mujeres jovenes; menores de 30 años; los discapacitados; quienes quieran contratar asalariados para conciliar la vida familiar y laboral o las nuevas altas de familiares colaboradores. Estas son las siete ayudas

1. Nuevos trabajadores autónomos que se den de alta y que no hubieran estado afiliados al Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) en los últimos cinco años.

En este caso la ayuda consistirá en una reducción de la base mensual de cotización durante un máximo de 18 meses.

Si el trabajador opta por la base mínima de cotización (893,10 euros al mes) podrá cotizar por una tarifa plana de 50 euros mensuales por la cuota de contigencias comunes, incluyendo incapacidad temporal, durante los seis meses inmediatamente seguidos a la fecha de alta en el RETA.

Leer la noticia completa – click aquí