El estudio elaborado por Cepyme sobre la situación de la morosidad en España arroja, como bien admite en su preámbulo, luces y sombras. Su indicador sintético de morosidad empresarial repunta para el periodo relativo al tercer trimestre de 2013 porque aumenta en 1,4 puntos la ratio de morosidad del crédito comercial interempresarial. Esta sería, sin duda, la parte más sombría del indicador; mientras la luz la aporta el hecho de que haya disminuido en un día el periodo medio de pago en idéntico periodo (hasta situarse en un promedio agregado de 80,6 días).

Una de las conclusiones más importantes de este informe es que los periodos medios de pago entre las empresas han seguido cayendo, aunque no al elevado ritmo al que lo hicieron al comienzo de la crisis. Sin embargo, Cepyme reconoce que sigue existiendo una demora significativa por encima del periodo legal de pago, establecido en la ley en 60 días.

Leer la noticia completa – click aquí