Las empleadas del hogar que se queden sin empleo debido a la crisis del coronavirus recibirán, tal y como reclamaban al Gobierno, un subsidio extraordinario que las equiparará a los trabajadores que vean suspendido su trabajo con un ERTE, siempre y cuando puedan acreditar que su empleador las ha despedido o suspendido de empleo, según informa la Cadena SER. En este caso, cobrarán un 70% de la base reguladora (un 70% del salario) mientras dure la situación extraordinaria de alarma.

La medida, que está previsto que se apruebe en el Consejo de Ministros extraordinario que se celebrará el próximo viernes, supone un paso adelante en las reclamaciones de este colectivo, ya que no tiene acceso a la prestación por desempleo. Por esa razón las empleadas de hogar quedaban fuera de las medidas de apoyo a los trabajadores afectados por la crisis del Covid-19 que el Gobierno puso en marcha la semana pasada.

Leer la noticia completa – click aquí