La Seguridad Social puede embargar parte de las pensiones de los pensionistas para que los acreedores de estos vayan cobrando sus deudas. Se trata de una práctica permitida por la ley y que, sin embargo, no siempre se aplica: el pensionista tiene garantizada cierta cantidad de su pensión y existen límites a partir de los cuales no puede haber ningún tipo de embargo con el objetivo de proteger y cubrir al deudor si no tiene más recursos.

Para conocer todo lo referente a los embargos de las pensiones de la Seguridad Social hay que acudir a la Ley de Enjuiciamiento Civil. Esta normativa toma como referencia el Salario Mínimo Interprofesional (SMI): en su artículo 607 deja claro que son inembargables las pensiones que no superen este salario, que para 2021 es de 950 euros en 14 pagas y 1.108,33 euros en 14 pagas.

Leer la noticia completa – click aquí