El Gobierno abordará en los próximos días dos demandas esenciales para los autónomos que venían reclamando las asociaciones representativas del colectivo para paliar el impacto económico de la crisis sanitaria del COVID-19 en el mercado laboral de nuestro país: la ampliación de la ayuda extraordinaria por cese de actividad hasta el 30 de junio, plazo de duración de los ERTE, para los trabajadores por cuenta propia y la aprobación de un subsidio extraordinario para aquellos autónomos de temporada que no verán iniciada su actividad económica por la situación sanitaria y que durante los meses del verano generan los ingresos para subsistir durante el resto del año (kioskos de helados, feriantes, hamaqueros).

«La sensación es buena, las medidas son necesarias», explican fuentes de las entidades de autónomos sobre la recepción por parte del Gobierno de las medidas a demandas en una reunión que congregó a las patronales de los trabajadores por cuenta propia y a la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, el ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, y a la vicepresidenta de Asuntos Económicos, Nadia Calviño.

Leer la noticia completa – click aquí