El Fondo Monetario Internacional (FMI) sostiene que eliminar la tributación conjunta entre parejas potencia significativamente la participación de las mujeres en el mercado laboral, incrementa la riqueza y reduce la desigualdad sin coste alguno, al tiempo que aumenta la progresividad fiscal. Esta es una de las conclusiones del informe publicado este domingo por el organismo dirigido por Kristalina Georgieva en el que analiza el papel de la política fiscal para fomentar la incorporación de las mujeres en el mercado laboral, algo que aumenta directamente el crecimiento económico.

Cambiar la unidad conjunta de tributación y “eliminar las disposiciones que discriminan a quien aporta la fuente secundaria de ingresos tendría un impacto positivo muy significativo en la participación de las mujeres en la fuerza laboral y en el crecimiento económico, sin ningún coste fiscal a largo plazo”, sostiene el informe. Esta medida, añade, también mejoraría la progresividad del sistema tributario, al tiempo que reduciría la desigualdad y la pobreza. No obstante, el FMI indica que ello podría tener un impacto fiscal negativo en los matrimonios que dependen de los ingresos de una sola de las partes.

Leer la noticia completa – click aquí