La situación de pluriactividad implica tener un trabajo por cuenta ajena y a la vez estar dado de alta como profesional autónomo. En definitiva, realizar dos o más actividades que obligan a cotizar en más de un Régimen de la Seguridad Social.

Al cotizar en dos regímenes distintos, el General y el del RETA, hay ventajas que debes saber, al igual que también debes ser consciente de que si realizas la misma actividad, la empresa que te contrate por cuenta ajena deberá estar informada de ello.

Leer la noticia completa – click aquí