En España hay actualmente 2,4 millones de ocupados, que trabajan en jornadas inferiores a la ordinaria y a los que les gustaría trabajar más horas de las que trabajan. A este colectivo se les denomina estadísticamente subempleados.

Según esta definición, que manejan quienes elaboran la Encuesta de Población Activa (EPA), este grupo de trabajadores ha duplicado su peso durante la crisis, ya que representaban el 7% a principios de 2008 y ahora son el 14% de quienes tienen un puesto de trabajo.

Leer la noticia completa – click aquí