En paralelo a la desaparición de la deducción por vivienda habitual, la comisión propone favorecer fiscalmente el ahorro encaminado a la jubilación. Aunque también con importantes cambios respecto al modelo actual y extendiendo el beneficio fiscal más allá de la figura de los planes de pensiones privados.

Para empezar, se hace eco de las críticas lanzadas por la Comisión Europea al actual sistema, por la que el beneficio fiscal en la planificación del ahorro para la jubilación se concentra en los planes de pensiones, que permiten reducir directamente por las aportaciones en la base imponible del contribuyente. “Esa protección fiscal del ahorro con fines de protección social discrimina en contra de otras alternativas de colocación de ese ahorro”, señala el documento.

Leer la noticia completa – click aquí