No tienen obligación de presentar la declaración los que ya lo hicieron en 2012 y no han incrementado en más de 20.000 euros el límite conjunto establecido para cada bloque de información.

No obstante, en todo caso es obligatoria la presentación de la declaración:

• Respecto a las cuentas, para todos los titulares, representantes, autorizados, beneficiarios, personas con poderes de disposición o titulares reales de las mismas en cualquier momento del año y que hubiesen dejado de serlo. Deben indicar el saldo de la cuenta en la fecha en la que dejaron de tener tal condición.

 

Leer la notici aocmpleta – click aquí