No nos podemos permitir el lujo de tener paralíticos cerebrales que están trabajando con las bonificaciones de sistema de Seguridad Social, y luego seguir dando pensiones de incapacidad permanente a la gente por lumbalgias”. Esta fue la queja manifestada este martes por el secretario de Estado de Seguridad Social, Octavio Granado durante su comparecencia en la comisión del Pacto de Toledo en el Congreso de los Diputados.

Granado hizo este reproche en el momento de enumerar qué medidas deberían tomarse para aumentar los ingresos por cotizaciones de la Seguridad Social y, primero atajar el abultado déficit del sistema y, después, hacerlo financieramente sostenible en el medio y largo plazo.

Así, tras admitir que su Departamento deberá ejercer una mejor gestión del gasto en bajas laborales por incapacidad temporal, que lleva años disparado, Granado también apuntó que existe “un problema” con la incapacidad permanente (aquella que invalida al trabajador a más largo plazo o para siempre para desempeñar su profesión y permite llegar hasta la jubilación sin volver a trabajar).

Leer la noticia completa – click aquí