El Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) ha decidido paralizar temporalmente durante aproximadamente 15 días los pagos de las prestaciones de maternidad y paternidad que se están abonando en la actualidad. El motivo no es otro que la necesidad de desarrollar la herramienta informática que permita reanudar el pago de estas prestaciones sin aplicarles la retención por IRPF, después de que la semana pasada el Tribunal Supremo determinara que estas ayudas quedan exentas del impuesto sobre la Renta.

Así lo ha avanzado hoy de manera informal el secretario de Estado de Seguridad Social, Octavio Granado, tras su comparecencia en el Congreso de los Diputados para hablar sobre el estado del fondo de reserva de las pensiones. Además de esta suspensión temporal de los pagos, que se reanudarán en 15 días sin retenciones, Granado ha explicado que esta misma mañana ha envidado al Ministerio de Hacienda los datos de todas las prestaciones de maternidad y paternidad abonadas en los últimos cuatro años, que será el periodo que los beneficiarios podrán reclamar a la Agencia Tributaria.

Según los cálculos de Trabajo, podrían producirse unas 900.000 reclamaciones a Hacienda para la devolución de estas retenciones practicadas en las prestaciones de maternidad y paternidad desde el ejercicio fiscal de 2014. Si bien la Administración aún no ha determinado si esas reclamaciones tendrán que ser presentadas a través de declaraciones de la Renta complementarias ante la Agencia Tributaria por cada uno de los afectados o Hacienda realizará las devoluciones de oficio. Según fuentes de Trabajo, el temor de Hacienda es que si son los afectados quienes tengan que reclamar, se produzca un colapso en la Agencia Tributaria.

Leer la noticia completa – click aquí