“Una trampa”. Así es como el presidente de la Unión de Profesionales Trabajadores Autónomos (UPTA), Eduardo Abad, considera que son las medidas fiscales incluidas en la Ley de Autónomos, que pide enmendar.

A su juicio, el texto aprobado “no corresponde para nada” con la necesidad de los autónomos, puesto que es “prácticamente imposible que dentro de dos años un trabajador autónomo pueda tener el diario de ruta que ha llevado para demostrarle a un inspector de Hacienda ante una inspección que este gasto se hizo en aras del desempeño de su actividad”.

Según Abad, en declaraciones a Europa Press, los autónomos se sienten “estafados, engañados y saboteados” en materia fiscal con la Ley de autónomos aprobada en diciembre.

En concreto, en lo que respecta a los gastos por manutención, Abad ha afirmado que en la práctica ha sido imposible que un autónomo pueda deducirse la manutención por la inseguridad jurídica que se ha producido en la tramitación final del texto de la Ley.

Para ello ha puesto de relieve que respecto a los gastos de suministros es necesario que se limite la deducción al 30% a fin de evitar abusos y que se modifique el texto, ya que en la actualidad se establece una reducción general del 30% sobre la proporción del número de metros cuadrados de la vivienda.

Leer la noticia completa – click aquí