El Ministerio de Hacienda teme que tendrá que responder de 900.000 devoluciones por haber practicado retenciones fiscales por prestaciones de maternidad, según informó este martes Octavio Granado, secretario de Estado de la Seguridad Social. Granado intervino en la Comisión del Pacto de Toledo del Congreso de los Diputados.

Es la consecuencia de la sentencia que el Tribunal Supremo difundió el pasado viernes. En dicha sentencia el alto tribunal declaró exentas del IRPF las retenciones por las prestaciones de maternidad.

De momento, la Seguridad Social ha dejado de practicar las retenciones fiscales, tanto en los permisos de maternidad como los de paternidad, según informó Granado. Según UGT, la cuantía total de las devoluciones podría ascender a 1.300 millones de euros.

El Supremo ha establecido como doctrina legal que “las prestaciones públicas por maternidad percibidas de la Seguridad Social están exentas del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas”.

La sentencia tiene carácter retroactivo pero con un límite temporal, el ejercicio 2014. De esta forma, todas las personas que hayan disfrutado de bajas de maternidad desde ese año pueden solicitar la devolución de lo que pagaron por IRPF en sus prestaciones, los anteriores ejercicios quedan prescritos. Esto significa que se pueden reclamar las declaraciones de la Renta de 2014, 2015, 2016 y 2017.

Leer la noticia completa  – click aquí